Dietas depurativas

dietas

Las dietas depurativas son una gran manera de conseguir una limpieza del organismo y de órganos tan importantes como el hígado, lo cual trae consigo innumerables ventajas.

Teniendo en cuenta que se han terminando las navidades, fechas en las que nos excedemos e intoxicamos el cuerpo más de lo habitual, pensamos que es un buen momento para publicar un post de este tipo.

dietas 2

 

Vamos a ver 7 motivos por los que deberíamos plantearnos el realizar una dieta depurativa:

 

 

1. Mejorar la salud en general.

Mantener un cuerpo limpio de toxinas es algo vital para poder tener una buena salud que hará que nos sintamos y nos veamos bien a todos los niveles. Los expertos recomiendan hacer al menos una limpieza una vez al año.

2. Pierdes peso.

No solamente el hecho de hacer una dieta depurativa adelgazante nos va a hacer perder peso durante los días que dure la dieta, sino que va a predisponer a nuestro cuerpo para que podamos perder el peso más fácilmente ya que al tener un hígado depurado este puede metabolizar las grasas de manera mucho menos complicada.

3. Mejor estado de ánimo.

Con una dieta depurativa también tenemos la ventaja de que nuestro humor y estado de ánimo mejoran por lo que si una persona se siente deprimida, puede que también tener un organismo intoxicado le está afectando ya que los expertos dicen que la alimentación influye decisivamente en el estado anímico.

4. Salud de la piel.

Está estrechamente relacionada la salud de la piel con la alimentación por lo que también es muy bueno realizar este tipo de depuraciones puesto que los problemas cutáneos, el acné o las espinillas etc se deben a menudo por la acumulación de toxinas en el organismo.

5. Más fácil eliminar el tabaco y el alcohol.

Durante unos días descubrirás las ventajas que tiene eliminar el alcohol y el tabaco y además hay que tener en cuenta que cuando estamos limpios y saludables menos ganas tenemos de consumir este tipo de sustancias.

6. Tomar un respiro.

Los especialistas recomiendan cuando se hacen este tipo de dietas depurativas y puesto que durante estos días nos baja la energía como consecuencia del cambio y del tipo de dieta, que paremos el ritmo de actividad tanto física como mental, lo cual nos hace tomarnos un descanso y nos puede ayudar a reordenar nuestras vidas, lo cual siempre es bueno para nosotros.

7. Hay dietas donde elegir.

No hay una dieta única cuando se quiere realizar una depuración y podemos escoger varias dietas depurativas diferentes y aunque el fin es el mismo, siempre viene bien poder escoger entre las diferentes opciones.

En las próximas entradas os dejaremos dos dietas:

dieta limon

– Dieta depurativa del limón.

 

 

dieta manzana

 

– Dieta depurativa de la manzana.

 

 

En cualquier caso este tipo de dietas, se deben de hacer siendo conscientes de que son algo temporal y nunca se deben de alargar en el tiempo.

Receta de Galletas Navideñas

El pasado viernes 12 de Diciembre en el Mercat 11 de Setembre de Barberá del Vallés realizamos un taller para  la elaboración de galletas Navideñas para los más pequeños de la casa; aquí os dejamos la receta de Galletas Navideñas Ecológicas.

GALLETAS DE NAVIDAD

Ingredientes

  • galletas navideñas250 gr de mantequilla a temperatura ambiente.
  • 250gr de azúcar de caña blanca (en forma de glass)
  • 1 huevo
  • 450gr de harina de trigo, espelta, avena…
  • 1 cucharadita de canela (opcional)

Preparación

Mezclar en un bol la mantequilla junto con el azúcar de caña y cuando esté bien mezclado le añadimos 1 huevo y volvemos a mezclar.

Una vez esté todo bien integrado y obtengamos una mezcla homogénea añadimos la harina (que no hace falta tamizar porque no vamos a poner levadura) y también añadimos la canela y volvemos a mezclar bien.

galletas navideñasEn el momento que la masa se despega de los laterales del bol ya tenemos la masa hecha y hacemos con ella una bola. Seguidamente cortaremos la bola en dos y la estiramos entre dos papeles de horno (para evitar poner más harina), hasta que la masa quede lisa y un grosor de unos 3 ó 4mm., no hacerlas muy gordas porque si no luego quedan duras. Se coloca sobre una bandeja de horno y la refrigeramos sobre 30 ó 60 minutos (es preferible ponerla en la nevera ya estirada porque si no luego queda la bola muy dura y cuesta más trabajo estirarla).

Sacamos de la nevera cortamos la masa con el cortador de formas (si la masa se queda dentro del cortador es cuando la masa está bien enfriada) colocamos la galleta sobre la bandeja de hornear que no se toquen entre ellas. Horneamos las galletas 10 minutos a 180º o el mejor indicador es cuando los bordes de las galletas están dorados, y sacamos de la bandeja cuando estén bien frías.

galletas navideñasSeguidamente las podemos decorar o bien espolvorear con azúcar glass, si las decoraís con lágrimas de chocolate hacerlo antes de colocarlas en el horno.

Feliz Navidad!

Kefir de agua

El kefir es un producto que requiere una imageselaboración artesanal que no soporta los procedimientos industriales; es cierto que se venden ciertos “sucedáneos” pero el verdadero kefir, ya sea de leche o de agua, que es el que verdaderamente tiene propiedades probióticas interesantes, necesitamos que alguien nos regale los gránulos…

En  Espai Eco te contaremos cómo conseguirlos y cómo elaborar este estupendo probiótico con innumerables beneficios para la salud.

Por qué kefir de agua

Existen dos tipos de kefir, el de agua y el de leche. De hecho, existe una tercera opción, el kefir de té o kombucha, pero este tipo tiene características distintas.

images (2)El kefir de agua y el kefir de leche contienen la misma microflora, sólo que los medios en los que se desarrolla son distintos. El kefir de leche es más popular, quizá porque por su textura y sabor son más parecidos al yogur. En cambio el kefir de agua ofrece más propiedades y es más fácil de mantener, ya que el mejor kefir de leche requiere leche cruda, que es bastante complicada de encontrar hoy en día. En cambio el kefir de agua no tiene la complicación de las alergías o intolerancias y para elaborarlo simplemente necesitaremos agua sin cloro como medio.

Propiedades del kefir de agua

De manera general, el kefir de agua se recomienda cuando se sufre de:

  • Mala digestión1-Kéfir-de-Agua-victorpaiam@gmail.com-ES
  • Enfermedades gastrointestinales
  • Debilidad del sistema inmunológico.
  • Trastornos de la piel.
  • Enfermedades inflamatorias
  • Prevención del cáncer.
  • Hipertensión arterial
  • Estreñimiento.
  • Asma
  • Artritis
  • Úlceras

El kefir de agua combina una serie de familias de bacterias y levaduras cuyo metabolismo es muy beneficioso para el organismo. Existen muchos estudios al respecto, una mínima investigación te lo confirmará, pero a modo de referencia te resumimos algunos de ellos:

  • Salud gastrointestinal: el efecto del kefir en gastroenteritis, diarreas infantiles o procesos inflamatorios gastrointestinales, aseguran que la inflamación se reduce hasta un 44% gracias a sus efectos probióticos.
  • Propiedades antibióticas; las heridas infectadas con Staphylococcus aureus se curaban antes con el kéfirque con un antibiótico convencional.
  • Sistema inmunológico: Diversos estudios en Argentina y Canadá en 2005 señalan que productos de kefir (tanto artesanales como industriales) estimulan considerablemente el sistema inmunológico, tanto con respecto al cáncer como en la lucha frente a patógenos intracelulares.
  • Anticancerígeno: como referencia, uno de los los muchos estudios que existen al respecto, el realizado en el año 2000 por el equipo del doctor N. Furukawa, resaltó claramente los efectos antimetástasis del kefir en el cáncer de pulmón.
  • Enfermedades de la piel: El kefir parece ser de gran ayuda en caso de sufrir enfermedades de la piel o de tipo alérgico y asma.

Cómo conseguir los gránulos de kefir de agua

La tradición dicta que debe ser alguien quien te regale los nódulos con los que empezarás a fabricarlo; en Espai Eco estamos haciendo gestiones para poder conseguir los nódulos y tenerlos a vuestra disposición; os mantendremos informados. 

Antes de elaborar el kefir de agua

Recuerda que no se deben utilizar elementos de metal para la elaboración del kefir, ya que interfieren en las colonias de bacterias. Utiliza siempre elementos e instrumentos de vidrio, plástico o madera. Para su elaboración necesitarás:

  • Un tarro grande de vidrio de boca ancha
  • Un escurridor de plástico
  • Una cuchara de madera
  • Un litro de agua mineral
  • 3 cucharadas soperas de azúcar de caña integral.
  • 1 higo seco
  • ½ limón
  • 3 cucharadas grandes de nódulos de kéfir de agua

Cómo elaborar el kefir de agua

Para elaborarlo:

  • Llena el recipiente con un litro de agua.
  • Introduce todos los ingredientes.images (1)
  • Agita para que se mezclen bien.
  • No cierres el recipiente herméticamente (ya que en la fermentación se producirá gas) y asegúrate de que el recipiente no contiene ningún elemento de metal en el cierre.
  • Déjalo reposar durante dos días mínimo y tres máximo a temperatura ambiente (entre 15º y 30º).

Cómo consumir el kefir de agua

Una vez transcurrido el tiempo de fermentación, abre el recipiente. Para separar los gránulos de la bebida, utiliza el escurridor de plástico. En la parte de arriba del escurridor quedarán los nódulos (que podrás volver a utilizar) mientras que la bebida caerá al recipiente que utilices debajo. Esta bebida puedes conservarla dentro de ese recipiente uno o dos días dentro de la nevera para ir tomándolo cuando te apetezca.

El resultado de la fermentación es una bebida gaseosa muy adecuada para consumir especialmente en verano.

Cuanto más tiempo de fermentación lo dejes (tres días) más gas tendrá. Dependiendo de las personas y su gusto personal, hay quienes lo prefieren más o menos fermentado.

 Para reutilizar los gránulos de kefir de agua 

  • Una vez escurrida la bebida, en la parte superior del escurridor quedarán los gránulos.
  • Para reutilizar los gránulos de kefir, simplemente acláralos levemente con agua mineral (no del grifo porque tiene cloro y el cloro puede matar algunas colonias de bacterias) y vuelve a introducir la misma proporción de ingredientes en el recipiente de elaboración.
  • Para conservar los gránulos si un día no quieres hacer kefir o si quieres irte de vacaciones, introdúcelos en un poco de agua mineral muy azucarada durante unos días. Si va a ser por un período de tiempo prolongado, los puedes congelar, pero el efecto terapéutico no será el mismo, puesto que muchas colonias de bacterias morirán.
  • Según vaya pasando el tiempo la colonia crecerá, lo que nos obligará a hacer más cantidad de líquido, porque si no nos saldrá una bebida demasiado concentrada. Los excedenteslos podemos regalar a otras personas o llevarlos a tiendas especializadas para que se encarguen de hacer de intermediarias, ya que es difícil conseguir los gránulos.

Elaborar kefir de agua no es demasiado complicado, pero muchas veces el desconocimiento y la falta de tiempo y paciencia nos pueden hacer desistir de su elaboración casera. Es cierto que se venden sucedáneos industriales, pero para que el kefir tenga un verdadero efecto terapéutico necesita una elaboración artesanal, ya que las colonias de bacterias tan beneficiosas mueren en los procesos industriales. Es cierto que elaborarlo requiere su tiempo y dedicación, pero son muchas las personas que se ven beneficiadas por su consumo habitual. ¿Por qué no intentarlo?

Os dejamos el enlace a un video donde explica de una forma más visual lo que hemos comentado; existen variedad de videos en internet y hemos escogido éste porque nos ha parecido el más interesante:

Os informaremos cuando dispongamos de los nódulos de kefir de agua…..

Masa madre para hacer pan

imagesHacer una masa madre es fácil y barato, la manera más sencilla no hace falta más que harina y agua.

Lo que vamos a tratar de hacer es crear las condiciones adecuadas para “capturar” las levaduras y bacterias presentes en el aire y los alimentos. Más tarde, usaremos esta masa madre para hacer pan.

Antes de la levadura industrial , el pan se fermentaba siempre con levadura natural. La levadura natural da al pan un sabor que la comercial sencillamente no puede dar. Además, altera todas las características de una hogaza: miga, corteza, duración, preservación de la humedad, etc.

Para crear esta casa a nuestros “bichitos” necesitamos un recipiente, un viejo bote de mermelada valdrá; al ser de cristal, podremos ver en todo momento cómo la naturaleza va haciendo su labor. Los bichos se alimentarán de la harina y soltarán gases (que luego se quedan atrapados en el pan como burbujas en la miga). Por esto haremos un agujero en la tapa del bote, para que no sea hermético al 100%.

El proceso dura 4 días; durante este tiempo siempre intentaremos tener el bote con la misma cantidad de masa madre (aproximadamente lleno hasta la mitad, con una consistencia de pasta densa). Debido a que cada noche tendremos que “alimentar” a nuestro huesped, deberemos desechar la mitad de la masa para hacer sitio al nuevo alimento.

Día 1

Cómo hacer masa madre, día 1Mezclaremos la misma cantidad de harina y agua; intenta que el bote no quede lleno, por la mitad aprox.

El agua no tiene que estar fría ni caliente, a temperatura ambiente va bien. Puedes usar agua de botella o simplemente dejar la del grifo reposar un rato para que pierda el cloro.

Usaremos harina integral ya que las levaduras están en la superficie de los alimentos (cáscara de los granos de trigo, piel de las uvas, etc.); a la harina “blanca” le han quitado la cáscara, así que es menos probable que tenga los bichitos que nos interesan. La harina de las fotos es de trigo, la de centeno va aún mejor.

Mezclamos la harina y el agua y lo dejamos reposar en un sitio tranquilo (no debe estar en un lugar caliente).

Día 2

Cómo hacer masa madre, día 2Después de 24 horas no hay grandes signos de actividad. La masa se ha asentado un poco, y algo de líquido marrón flota en la superficie. Si nos fijamos con muchas ganas, se pueden ver pequeñísimas burbujas en la masa (pero hay que fijarse mucho).

Tiramos la mitad de la masa y añadimos harina y agua hasta que el bote esté otra vez lleno hasta la mitad (como ayer), revolvemos bien. Volvemos a dejar la masa reposar durante un día en un lugar tranquilo. Este día  hago una marca en el bote con un rotulador negro; veremos lo que sucede.

Día 3

Cómo hacer masa madre, día 3La masa está llena de burbujas y se ha hinchado notablemente, el nivel ha subido unos 2 cm sobre la marca que hice la noche anterior; esto marcha.  Al igual que el día anterior, desechamos la mitad de la masa y rellenamos, de nuevo, el bote hasta la mitad con harina y agua. Como, seguramente, no hayas llenado el bote hasta exactamente la marca de rotulador del día anterior, bórrala y haz una nueva raya en el cristal.

Día 4

Cómo hacer masa madre, día 4El día 4 es un gran día, hoy hemos conseguido, por fin, tener la masa madre a punto. El aspecto del bote es espectacular, la masa ha duplicado su volumen, y amenaza con salirse del bote. La marca que hicimos con el rotulador es tan sólo un recuerdo en mitad del cristal. Grandes burbujas de gas son apreciables por todo el bote, ¡ya es nuestra!

Ahora que ya tenemos la masa madre lista, podemos hacer varias cosas:

– Usarla, tal cual, en la elaboración de un pan.

– Meterla a la nevera hasta que queramos usarla (antes de meterla al frigo, la volvemos a alimentar y esperaremos a que burbujee). Con el frío de la nevera, la masa madre se “adormece” y no necesita ser alimentada a diario. Así puede aguantar meses. Es totalmente normal que se asiente y se cree una gruesa capa de líquido grisaceo. Cuando queramos usarla, sólo tendremos que volver a ponerla a temperatura ambiente y alimentarla.

– La tercera opción es ir “aclarándola” con harina “blanca” para que sea más versátil: una masa madre blanca hace panes blancos e integrales; una masa madre integral sólo hace panes integrales, ya que mancha los blancos (no es que no se pueda hacer).

Para aclararla, simplemente tiramos otra vez la mitad de la masa y rellenamos el bote con harina y agua. Igual que los días anteriores, pero esta vez con harina blanca.

Cosas que pueden pasar

– La masa madre está demasiado líquida y se separa el agua de la harina. Muy sencillo, al día siguiente corrige las cantidades poniendo menos agua. La masa estará más espesa.

– La masa madre está muy densa y se crea una corteza muy seca. Muy sencillo, al día siguiente reajusta las cantidades poniendo más agua. La masa estará más líquida. Puede que esté en un sitio demasiado caliente y por eso se haga la costra.

– No sucede ningún cambio durante 3 días (o más) y huele mal. Puede que “bichitos” malos se hayan apoderado de tu masa madre. Tranquilidad, no pasa nada, tíralo todo a la basura y vuelve a empezar (nos ha pasado a todos). Si al de 3 ó 4 intentos ves que nunca lo consigues, puedes probar a poner una cucharada de yogur natural (desnatado) en la mezcla inicial. El yogur es ácido y mantendrá a los bichos malos a raya hasta que lleguen los buenos.

– Hace mucho calor y la masa madre reacciona muy rápido (no le hacen falta las 24 horas para completar cada fase del proceso). Esto puede pasar si es verano o tienes la calefacción muy alta. En este caso tendrás que ir adelantando los pasos. Es más engorroso porque puede requerir estar más pendiente de la masa (alimentarla 2 veces al día).

Esperamos que os sirva estas explicaciones para disponer de vuestra masa madre para hacer pan muy rico; en Espai Eco actualmente tenemos a vuestra disposición masa madre gracias a la gentileza de nuestros clientes.

Kefir: el rey de los probióticos

El kefir se refiere sencillamente a una bebida hecha a partir de leche fermentada. Este hongo en forma de gránulos o bolitas (como si de una coliflor se tratase), se nutre de leche fresca de cabra o de vaca y la hace fermentar, obteniendo esta bebida cremosa parecida al yogur batido.

kefir1

Pero no todo acaba aquí, lo que hace realmente especial al kefir es su composición. En su interior, guarda una mezcolanza compleja de bacterias (lactobacilos, leuconostococos, lactococos y acetobacterias) y levaduras (fermentadoras de la lactosa y no fermentadoras), las cuales son responsables de sus propiedades protectoras y reguladoras del sistema digestivo.

Aunque sea cremoso como el yogur y de un sabor y olor similar, el yogur se hace a partir de la fermentación de la leche, gracias al efecto de dos bacterias (Lactobacillus bulgaricus y Streptococcus termophilus), mientras que el kefir se fermenta con una combinación diferente de bacterias, se le añaden levaduras y contiene pequeñas cantidades de CO2, alcohol y partículas aromáticas, lo que también le aporta cierta presencia de gas. Además, la apariencia del kefir es más líquida, se distribuye en botellas y se suele tomar bebido, como si de leche se tratase.

kefir2

Existe una variedad de kefir de agua y otra de leche. El primero, se parece a una limonada y tiene fama de ser más efectivo, en cambio, el que ha sido más extendido y comercializado es el kefir de leche, debido a que su aspecto recuerda más al del yogur.

 

Las propiedades principales del kefir son:

  • Digestivo. El kefir es más digestivo que la leche ya que al fermentarse se descompone en nutrientes más simples. Las personas con cierta intolerancia a la lactosa la toleran mejor.
  • Regenera la flora intestinal. Aporta microorganismos que compiten contra las bacterias del organismo.Previene de putrefacciones intestinales y las transforma en fermentación láctica. Se aconseja beber kefir en tratamientos antibióticos.
  • Regula el tránsito intestinal. Reduciendo además el riesgo de cáncer de colon. El kefir suave es algo laxante.
  • Mejora la absorción y asimilación de los nutrientes. Permite sintetizar componentes esenciales para el organismo como la vitamina K o vitaminas del grupo B. Es rico en calcio, fósforo y potasio. Además el kefir aumenta el valor biológico de las proteínas de la leche.
  • Reduce los niveles de colesterol.
Cultivo casero del kefir
  • En un recipiente de cristal de un litro con cierre hermético, vierte 3/4 de litro de leche de vaca o cabra (mejor fresca) a temperatura ambiental (no más de 35º para no alterar las levaduras y bacterias del kéfir) y 2-3 cucharadas de nódulos de kefir. Si prefieres hacer kefir de agua sustituye la leche por la misma cantidad de agua.
  • Tapa y deja reposar a temperatura ambiente para que fermente. Espera mínimo 24 horas antes de colar si quieres que un kefir suave (laxante) o 36 horas para un kefir más fermentado (efecto astringente).
  • Cuela los nódulos de kefir y retira el líquido resultante para beber.
  • Después de colar, mete de nuevo los nódulos en la botella para agregar más leche y volver a cultivar.
  • Evita que los materiales en contacto con el kefir sean de aluminio, porque el ácido del kefir puede hacer que transfiera las partículas nocivas de aluminio al alimento. Mejor, recipiente de vidrio y colador de plástico.
  • Lava el hongo y el recipiente con agua mineral tibia una vez por semana, deja el kéfir sumergido en agua mineral 12 horas. Si hay algún nodulo que amarillea, retíralo.
Conservación del kéfir
  • Consumo diario. Una vez preparado el kefir de leche bébelo lo antes posible, mejor en crudo y sin hervir para aprovechar sus propiedades. Puedes endulzarlo con miel o azúcar o prepara un batido con frutas. Si no lo vas a acabar en el día, consérvalo en la nevera.
  • Si vas a estar fuera 3-4 días…Se puede dejar en leche o agua con azúcar en la nevera.
  • Si vas a estar fuera meses… Escurre el kefir, sécalo y congélalo. Aguanta meses, después hay que descongelarlo poco a poco en la nevera y rehidratarlo con agua mineral con azúcar unos días antes de volver a cultivarla.

Os dejamos un video donde se explica cóno hacer kefir en casa; existen gran variedad de videos en internet  y éste nos ha parecido el más completo:

Y siempre tienes la oportunidad de disfrutar de las propiedades del kefir ya preparado que tienes disponible en Espai Eco.

 

 

 

Chow Mein con ternera y verduras ecológicas.

Hoy os dejamos una receta de Chow Mein con ternera y verduras con unas cualidades nutricionales y un sabor sensacional; fácil de preparar y que dejará a vuestros invitados asombrados de vuestras capacidades como Chef especializado en comida japonesa.

Los ingredientes aproximados para cuatro personas son:

200  g fideos chinos.

400 g de  filetes de ternera tiernos

1 cebolla grande20140914_150338

200 g pimiento verde

200 g pimiento rojo

1 zanahoria grande

200 g de berenjena

Salsa de soja al gusto

Sal al gusto

Jenjibre en polvo.

Aceite de oliva virgen extra. (No es muy chino pero es sano).

La elaboración es muy sencilla:

– Limpiamos y cortamos todas las verduras en tiras finas; la berenjena una vez cortada en tiras finas dejar en un recipiente con agua y sal para que no se ponga negra.

– Cortamos la ternera en trozos pequeños.

– En una sartén tipo wok, ponemos un poco de aceite de oliva, ponemos los trozos de ternera y los freimos pero manteniendo la trozos tiernos, en este momento le podemos añadir sal y genjibre en polvo.

– Retiramos la ternera y ponemos la verdura en la sartén empezando por las verduras que son más consistentes( pimientos, zanahorias ) y luego añadimos la cebolla y por último las berenjenas.

– Mientras que se van haciendo las verduras ponemos a calentar agua  y cuando esté hirviendo pondremos los fideos chinos.

– Pasados unos minutos ponemos los trozos de ternera a las verduras y posteriormente los fideos chinos que ya estarán en su punto.

– Calentamos durante unos minutos, añadimos la salsa de soja al gusto y ya está listo nuestro plato de Chow Mein.20140914_153645[1]

Sólo nos queda servirlo en unos bonitos bols con unos palillos para disfrutar de una comida saludable y divertida.

Buen provecho!!!