Pan ecológico: alimentación saludable.

Pan ecológico

El pan ecológico es un producto difícil de encontrar en las panaderías. Es un pan que requiere un largo proceso de fermentación y unos conocimientos bastante elevados.

Hace unos años asistimos a la terrible y famosa guerra del pan. Todo empezó con un estrategia de marketing muy agresiva, barras de pan por 20 céntimos. Muchas panaderías y cadenas de alimentación entraron en una guerra de precios, portando a la disminución del mismo y a un fuerte aumento del consumo de pan. Muchos pensarán ¿qué hay de malo en todo esto? para una vez que bajan los precios. Pues lo malo es que la calidad del pan ha bajado tremendamente y encontrar pan de calidad ya no es tan fácil. Las panaderías artesanales y los comercios tradicionales se han visto muy afectados, dado que solo pueden competir en esa guerra los comercios que tienen pan de producción industrial.

Se multiplican la historias de panaderías artesanales que han tenido que cerrar, debido a que la guerra de precios no solo a afectado al pan, sino también a todos los demás productos de panadería.

¿Por qué comprar pan ecológico?

En primer lugar, estamos comprando un producto de calidad que tiene mejor sabor y tiene un largo tiempo de conservación. En segundo lugar, tenemos que hablar de los efectos indirectos de comprar pan ecológico. Comprar en una panadería tradicional significa impulsar el comercio local y de cercanía. La mayoría de las panaderías tradicionales compran todos sus ingredientes de productores de cercanía, eligen los ingrediente de más calidad y por último fomentan un empleo de calidad para el cual hay que aprender un oficio.

Propiedades del pan ecológico.

El pan ecológico se produce a partir de masa madre. Así se llama la levadura utilizada para la fermentación. Antiguamente se hacia amplio uso de masa madre, hasta que fue remplazada por la levadura comercial, más cómoda, más barata y sobre todo más rápida. La masa madre es una levadura natural que los maestros panaderos tienen que “crear” a partir de la levadura presente en algunos cereales, que con la ayuda de los microorganismos ambientales crean el equilibrio perfecto entre levadura y bacterias. Para mantener con vida este delicado equilibrio es necesario cuidar la masa madre y seguir alimentándola. Los tiempos de reposo y fermentación del pan con masa madre natural son altos y requieren método y conocimientos en la gestión de dicha masa. De hecho los panes procedentes de masa madre se pueden definir como de levadura natural o incluso sin levadura. Además de usar “levadura natural”, el pan ecológico se produce con harina ecológica es decir, harina que proceda de cultivos ecológicos.

¿Cómo reconocer el pan ecológico ?

No es difícil distinguir el pan ecológico del pan tradicional. Las principales diferencias están en color más oscuro, la corteza más gruesa y las burbujas en la miga son de distintos tamaños, a diferencia del pan tradicional donde las burbujas son de tamaño muy parecido. Estas características hacen que el pan tradicional tenga un mayor tiempo de conservación.

Y como sabéis en Espai Eco tienes todos los miércoles el mejor pan de trigo, kamut o espelta con harinas ecológicas y con la posibilidad de llevar semillas.

Deja un comentario